¿Que metodología uso?

La metodología Growth-Driven Design ha tomado protagonismo en este último tiempo, en especial cuando se habla de desarrollos de sitios web que requieren potenciar el factor de venta que este tiene para sus empresas u organizaciones. Este factor de venta más importante es, según el inbound marketing, “el mejor vendedor” de tu organización.

Si se piensa detenidamente, está muy cerca de la realidad. Un sitio web o una Aplicación debe promover eficazmente lo que ofrece la organización, estar disponible 24/7 los 365 días del año y estar optimizado para responder cualquier consulta, idealmente de manera simple y precisa. Sin duda es la puerta de presentación y de entrada a la venta de los productos o servicios de cualquier empresa a nivel mundial.

grafico-1024x581

¿Por qué?

Como toda metodología, su fin es garantizar un procedimiento que ayude a conseguir las mentas planteadas por el equipo. Esta pregunta en sí es la que personalmente más me hace sentido al pensar el uso y el éxito del GDD, esto es básicamente por su genesis, veamos.
El core del GDD a diferencia de otras metodologías que cumplen funciones pensadas en proyectos acotados en el tiempo y con espera de resultados finales a plazos cercanos, ésta se enfoca en dos conceptos claves: El Crecimiento Continuo y El Retorno de la Inversión de forma parcelada dependiendo de las acciones que se vayan tomando en el camino, estos factores ayudan a generar un compromiso entre los involucrados fortaleciendo las buenas relaciones y configurando un círculo virtuoso que, si se logran los objetivos definidos en base a datos reales tomados durante el proceso, puede constituir una mutua relación por mucho más tiempo con los clientes, de manera sostenible y con una estrategía Win-Win en el tiempo.